INFORMACIÓN OBTENIDA DEL IDEAL GRANADA 20.02.08

Un corrimiento de tierra amenaza varias casas de Dehesas de Guadix
Los problemas se detectaron el pasado agosto Los vecinos ven, día a día, crecer las grietas
J. J. PÉREZ

Ocho viviendas del primer tramo de la calle 20 de Febrero en Dehesas de Guadix se encuentran afectadas por un corrimiento de tierras cuyo origen es una filtración de aguas que reventó, literalmente, un muro de contención el pasado mes de agosto que fue cuando comenzaron los problemas. Para los vecinos que viven en la zona, las grietas que han ido apareciendo en sus viviendas a lo largo de estos meses se han convertido en una angustia permanente. Siguen viviendo en sus casas pero ven cómo los testigos colocados en las grietas van mostrando, día a día, que sus casas ceden ante el empuje de la tierra.

Es el caso de Beatriz Serrano e Inocencia García, madre e hija. Beatriz vive sola junto a su hija; en casa de Inocencia son cuatro de familia. Las casas de una y otra comparten el problema por la medianía. La casa de la madre, Beatriz, ha cedido y con ella ha arrastrado la de su hija. Beatriz pasa su día con los puntales, con las grietas y los materiales -yesos y terrones de arena- que diariamente van cayendo desde el techo.

Inocencia muestra su angustia ante el avance de la tierra, que se muestra implacable. «Me cae cada día arena en la cabeza», dice Inocencia que aguanta el mal rato con resignación.

Vivir en tensión

La situación no se queda en el estoicismo de las familias que ven la progresión del corrimiento de tierras. El hijo de Inocencia, Marco Antonio, de 27 años, ha tenido que acudir al médico por la situación de tensión que tiene que soportar cada vez que entra o duerme en su casa.

«Ha perdido el sueño ante el miedo de que esto se caiga». Marco Antonio tiene diagnosticada una depresión, según su madre, desde que viven el problema. Los vecinos no saben nada, sólo ven y observan como cada cierto tiempo se pasan técnicos, fotógrafos o peritos para diagnosticar la situación. «Una vecina me han dicho que han hecho una prospección de tierras y han sacado agua a quince metros», dice Inocencia. Esta es toda la información de la que dispone. «Dios sabe de cuándo viene esto», lamenta.

Y también lamenta la falta de información el alcalde, Antonio Jesús Moraleda, que afirma que lo único que ha podido hacer hasta ahora es «unir los fondos de la concertación de los próximos cuatro ejercicios».