Las aventuras de Jorge,
Beatriz y Tonin , el pequeñin.

Personajes:
splat_4107146.gif
Beatriz (11 años) hermana mayor.
Jorge (10 años) hermano mediano.
Tonin (4 años) hermano pequeño.
María (35 años) mamá.
Luís (37 años) papá.
Dolores (67 años) abuela.
Pepe (68 años) abuelo.


¡Qué aire tan distinto! Hacía tiempo que no respiraba este olor. Creo que la última vez que percibí esta sensación, fue hace dos meses, cuando fuimos a ver a la tía Carmita a Tabernas. Esto es tan diferente a Granada que no sé cómo me irá. Quizá aquí encuentre nuevas amistades; al menos, eso dice mi hermana Beatriz. En cuanto a mis amigos de Granada, siempre puedo verlos de nuevo e incluso los puedo invitar a Dehesas.
Al asomarme por la ventana, vi a mi hermana regando las plantas de la abuela y a mi hermano pequeño, Tonin, de cuatro años, jugando con un cubo en el jardín. En fin, era momento de bajar esas escaleras y tomar algo para empezar el nuevo día. Mamá estaba en la cocina preparando el desayuno y papá había salido a buscar trabajo en la aceituna. Mi abuelo se había marchado a darse una vuelta con sus amigos y mi abuela había ido a comprar algo de pescado. ¡Qué buena estaba esa tostada de tomate! –Hasta luego, mamá. Voy a dar una vuelta por el pueblo – Era el momento de salir a la calle y disfrutar del día.



HISTORIAS DE BEATRIZ



1.MIS PRIMEROS ENCUENTROS EN EL PUEBLO (Alba S.)


Cuando salimos de la casa e íbamos camino a la escuela, hicimos unos amigos que se llamaban: Patricia y Álvaro. Al llegar, tuve que llevar a mi hermano pequeño y a mi hermano mediano a su clase. A los dos minutos, llegué a clase, y la maestra nos presentó a otros compañeros nuevos. Esos compañeros con los que me hice amigos eran: Carla y Héctor. Las clases terminaban a las dos, pero mi hermano menor terminó a las doce del medio día porque estaba en el periodo de adaptación, así que tuve que salir dos horas antes que el resto de compañeros. Por la tarde quedé con mis cuatro nuevos amigos y estuvimos jugando toda la tarde, hasta que vinieron las madres de mis amigos para que se fueran a su casa. Cuando mi madre conoció a todas las madres de mis amigos, pensó que al día siguiente podía invitar a la familia de mis colegas a cenar por la noche. Mi madre preparó para la cena: pato al limón con patatas. Mis amigos estaban muy contentos con la cena; incluso al padre de Álvaro, que no le gustaba el pato ni las patatas, se lo comió todo si dejar nada. Mis hermanos menores estaban tan emocionados que no paraban de hacer travesuras. ¡ESE FUE EL MEJOR DÍA DE MI VIDA!


Alba Soria (6º de Primaria)



2.LA TIENDA SORPRESA (Laura L.)



Salí a la calle a conocer nuevos amigos.-¡Ay, no, un perro me persigue!-menos mal ya se fue- Fui a la plaza y al parque del pueblo a ver si había algún niño pero no había nadie. Cuando volvía camino a casa vi que la iglesia estaba abierta, y decidí entrar -¡menos mal!- estaban allí todos los niños ayudando a las monjas a limpiar la iglesia. Estuvimos hablando un rato de nosotros y me explicaron cosas del pueblo, como por ejemplo sus tradiciones. Lo que mas me sorprendió es que ellos tenían una tienda llamada "Milimacs". Al final decidieron ir a abrirla -¡Guau, que divertida!, ¿os compra mucha gente?, ¿pero aquí quién es el jefe?-. -Soy yo dijo Raúl- Como se me hacía tarde, fui para mi casa. Mamá estaba poniendo la mesa para cenar y papá estaba puesto en el ordenador. Cené una ensalada de frutas y me acosté porque al día siguiente había colegio. En la cama solo pensaba en Raúl, Raúl y Raúl hay que guapo era.

Laura López (6º Primaria)



3.LAS NOCHES EN DEHESAS (Inmaculada P.)


Esta noche, mamá está haciendo la cena, papá está duchándose y el abuelo está descansando un rato después de un día tan cansado. Nosotros estábamos un poco aburridos y se nos ocurrió que la abuela nos podría contar algunos cuentos de cuando ella era pequeña.
Ella nos hablaba de unos cerros que había por el cementerio donde allí chicos y chicas hacían cabañas a su gusto, las había de todo tipo: de madera, de barro y hasta con unos pocos de ladrillos. Otra de las historias que nos explicaba eran las tardes que pasaba junto a sus amigas: iban a merendar al campo cuando hacía buen tiempo, se traían galletas, zumos... y se tiraba con sus amigas jugando toda la tarde hasta que se hacía de noche. Tras estas historias de la abuela, a mis hermanos y a mí nos ha cambiado la idea de nuestro pueblo… ¡Dehesas, no es tan aburrida como nosotros pensábamos!. Ya es hora de cenar.
Mmmmm, que rica estaba la cena. Esta mañana, ¿A que no sabéis lo que he soñé anoche? Yo vivía en Dehesas y salía con mis amigas a merendar al campo y a jugar como hacía la abuela. ¡Estoy deseando tener amigas en este pueblo!

Inmaculada Pérez (6º Primaria)


4.INAUGURADO UN HOTEL PARA PERROS (María S.)


Mis amigas, compañeros de clase y yo íbamos a una excursión y pasamos por un pueblecito muy llamativo y colorido. Allí estaban inaugurando un hotel para perros. Yo pensé mucho en eso. Me sorprendió mucho porque esa era la idea más inteligente del mundo y además los perros estarían muy bien cuidados, porque allí el centro de atención eran ellos. Cuándo llegamos a la excursión parecía que estaba hipnotizada. Al llegara a mi casa lo comenté con la familia. Así que un día, fuimos nos fuimos de vacaciones y mi perro se quedó allí, divirtiéndose. Al día siguiente, fuimos a recogerlo y estaba dormido. Yo creí que se lo pasaba bien, pero cuándo llegamos a por él, había un cuarto dónde maltrataban a los perros y los convertían cómo en sus esclavos, mientras que los dueños se forraban. Días mas tarde, publicaron una noticia en la que salía ese jefe y por eso lo supe. Finalmente, todos los perros felices volvieron con sus dueños.

María (6º de Primaria)


5. SEMANA SANTA EN MADRID (María)

A Beatriz un día antes de Semana Santa le informaron que se tenia que ir con su tía y primos a Madrid. Se alegró al principio, pero recordó que le prometió a su mejor amiga que irían a la procesión juntas. Finalmente, su madre le obligó a ir, aunque sabia que fallaría a Lorena en su promesa. Cuando llegó a casa de su tía le dijeron que se tenían que quedar allí por un tiempo hasta que su tío llegara de la guerra de Irak, donde estaba destinado. Aceptaron por que lo querían ver desde hace tiempo. Beatriz se quedó a dormir en el cuarto de Sara, Tonín en el de Tania y Jorge se quedo en el de María; su mamá y su papá se quedaron en el del tío Álvaro. Beatriz pensaba mucho en Lorena, y Tonin y Jorge en sus amigos. Cuando llegaron a Dehesas ellos estaban muy contentos, a pesar de que no disfrutaron de la procesión, de su bonito pueblo. Por otro lado, Lorena no se enfadó porque lo comprendió y la perdonó

6. DIARIO DE UNA RESFRIADA EN VACACIONES (Inmaculada)


¡Menuda suerte que tengo! Esto me pasa por no hacerle caso a mi madre. Salí el viernes sin bufanda y hoy, sábado, estoy resfriada.
No he podido ir al médico porque no abren los fines de semana y no se si estaré curada para ir a alguna procesión.
Ya es Domingo de Ramos, mi familia se está preparando para la procesión y yo aquí tumbada en el sofá viendo la televisión muy aburrida.
Han pasado ya dos días y he ido al médico. Él me ha comentado que podré salir ya a la calle, pero eso sí, muy abrigada.
¡La procesión ha sido fantástica! ¡Que bien que al final me he recuperado y he podido disfrutar de la Semana Santa, junto con mi familia y amigos!. Además, ya no volveré a desobedecer a mi madre cuando me mande algo...
Lo único malo es que las vacaciones del segundo trimestre se están acabando y todavía falta tela para terminar el curso. ¡Ahhhhhhhhhhh! Se me han olvidado los deberes, tengo que hacerlos inmediatamente. No voy a volver a dejar las cosas para del final: el tiempo es oro.


7. COOPERAMOS EN LA PARROQUIA (Laura)
Era la primera Semana Santa que nosotros vivíamos en Dehesas. Estaba deseando salir, para ver como era el movimiento de las calles un Jueves Santo. El día empezó con unos espléndidos cohetes. Por la tarde me puse muy guapa para ir a misa y ver la procesión. Primero nos fuimos todos para la iglesia, y el párroco nos dijo que le ayudáramos cómo monaguillos Raúl, Patricia, Héctor y yo. Más tarde, todos salimos a la procesión. Íbamos andando cuando nos dimos cuenta de que faltaba mi hermano Tonín. Mis padres se alteraron mucho y se pusieron a buscarlo por todas partes. Estaba apunto de acabar la procesión cuando asomaron mis padres con mi hermano cogido de una oreja. Resulta que estaba en el cerro con unos niños grandes. Cuando terminó la procesión mis padres estuvieron en la iglesia hablando con el párroco y con las hermanas. Dijeron que a lo mejor el Viernes Santo los niños sacábamos a la Virgen niña… ¡Qué ilusión!


8. BEATRIZ AYUDA EN LA PARROQUIA (Francisco L.)


El cura necesitaba unos ayudantes para la parroquia. Un día se encontró a Beatriz llevando ropa de cuando ella era pequeña Y le dieron el puesto. Ella se puso muy contenta y la niña lo
acepto. Empezó a limpiar la iglesia y con todo su esfuerzo cada día lo iba haciendo más rápido.
Beatriz también ayudó a las mujeres a hacer el traje
de la virgen de los Dolores, el vestido era negro con los filillos dorados, las mangas negras y su manto blanco. Beatriz le dio a Juan un rosario para la virgen. Cuando llegó el día, hicimos todo el recorrido: bajamos por las casillas, subimos por las escuelas, pasamos por la piscina y llegamos a la plaza. Jesús estaba esperando a la llegada de la virgen y ya entraron juntos a la iglesia. Beatriz se lo pasó muy bien en Semana Santa.


9. PARTICIPANDO EN LA HERMANDAD (Alba)


Era el primes año que nosotros colaborábamos con la Hermandad de la Virgen de los Dolores. Aquel año era muy especial porque aparte de colaborar con la Hermandad, nos vestimos de penitentes. Una semana antes de que sacaran la procesión, nos estuvimos haciendo los trajes de penitentes. A mi hermano Tonín, se lo hicieron de la talla ocho, y a mi hermano Jorge se lo hicieron de la talla doce. Yo tenía ganas de maquillarme aquel día, pero al ir vestida de penitente no me podía pintar, ya que la cara se me tapaba con el capuchón. Al ser la mayor entre mis hermanos, tenía que tener cuidado de ellos, aunque yo sabía que se portarían bien. Estaba muy nerviosa ya que no tenía experiencia. Mi hermano Tonín, tenía muchísimo miedo a los cohetes, pero a pesar del miedo que tenía no lloró, porque a su lado, estaba su amiga Virginia y no fue capaz de demostrar el miedo que tenía.
Al día siguiente, yo estuve en la procesión del pueblo de Alicún de Ortega, tocando la trompeta en la banda de música. Sin duda, mi mejor Semana Santa.



10. EL TEATRO DE LA PREHISTORIA (Laura)


La semana pasada la maestra nos dijo que para fin de curso íbamos a hacer un teatro de la Prehistoria. Dijo que lo íbamos a hacerlo todas las clase en conjunto… por lo tanto, iban a actuar con Jorge y Tonín. De modo que llevamos toda la semana estudiando cosas de la Prehistoria. -Mamá te voy a explicar todo lo que he aprendido. Antes las personas eran nómadas, es decir, iban de un sitio a otro. Vestían con las pieles de los animales, no llevaban zapatos e iban muy sucios y despeinados. ---¡Que gracia!, os tendré que manchar la cara, romperos la ropa y despeinaros-. Bueno, elaboraban herramientas golpeando una piedra contra otra, así salían herramientas muy afiladas, que les servían para cazar. Comían la carne de los animales que cazaban. Todo esto que te he contado fue en el Paleolítico. En el Neolítico ya eran sedentarios, es decir, tenían residencia fija. Empezaron a formar los pueblos e inventaron la agricultura y la ganadería. Más tarde empezó la edad de los metales e iniciaron el comercio, los pueblos se intercambiaban las cosas, haciendo trueque. Lo que más me va a gustar, es que tendremos que hacer pinturas con témperas, ellos antes las hacían en las paredes con sangre, barro y muchos materiales más-. Al terminar, mi madre comentó -Hija, será un teatro muy divertido, no me lo perderé-.


11. EL LIBRO DE LA PREHISTORIA (Inmaculada)

Bien, me ha tocado en el colegio el libro de la Prehistoria! Veréis, tenemos que hacer un resumen de ese libro. A mi, me apasiona la Prehistoria y resulta que me lo he quedado. Después de comer me pondré a leerlo.
-Mamá, me voy a mi habitación. ¡Tonín y Jorge no entréis voy a hacer los deberes!.
- Érase una vez la Prehistoria...
¡Hay un mamut, cazadlo! Hemos tenido suerte, tendremos para comer una semana. No podemos seguir así, tenemos que hacer algo o nos moriremos de hambre. Buscad por el poco trigo que nos encontramos. ¿Qué es eso? Excavaremos con el sílex que hicimos y lo plantaremos.
¡Oh! Han pasado unos meses y ¡hay trigo, trigo! Ya no tendremos que movernos nunca más. Dejaremos de ser nómadas.
-- Pasaron muchísimos años, las familias inventaron la ganadería y con el paso del tiempo, hicieron casas con barro y piedras. Ya existía de todo, gente que hacía esculturas y máscaras con cabezas de esqueletos … Empezaron a comerciar entre otras personas. Hacían dibujos con sangre, barro... y los pinceles eran de pelos de animales.
Finalmente, hicieron también grandes edificios donde la gente hablaba y comerciaba.-
-¡Vaya, menudo libro! Qué interesante y apasionante era la lectura. Parece que me toca hacer el resumen. -. Al cabo de una semana…
-¡Sí, sí, sí! He conseguido un diez. Voy a enseñárselo a mamá. Se ha puesto contentísima, hasta dice que me va a llevar al cine a ver la película de "la montaña embrujada".
A pesar de todo, la historia no es tan aburrida de como nosotros pensábamos.




12. LA MÁQUINA DE LA PREHISTORIA REGRESA (Isabel)


Hoy estamos dando en clase la prehistoria y recordé el cuento que nos contó mi hermano Jorge sobre la máquina de la prehistoria. Para recordarlo, hemos decidido dar un paseo por el campo y buscar aventuras. Empezamos a coger las palas y a cavar; tras tres horas y mucho esfuerzo, Tonín escarbó en una pequeña montaña y apareció la máquina de la prehistoria de Jorge. Nos sentamos en unas pequeñas sillas pegadas a la maquina, le hemos dado al botón y viajamos al pasado. - ¡Que hombres mas raros, sus características no son iguales que las nuestras y sus ropas son de animales!-, -mira Tonín, están pintando en las paredes dibujos de personas y animales, son muy extraños- . -¡Oh no! ¿Dónde está la maquina? si no la encontramos nos quedaremos aquí. ¡Vamos tenemos que encontrarla!.-
-Allí está, la están cogiendo los seres prehistóricos, ¡oh no están a punto de darle al botón!-. Cuando casi estábamos a punto de quedarnos allí, esos hombres nos pidieron algo a cambio. Hacían unos gestos con las manos, se metían los dedos en la boca. Mi hermano Jorge les entendió y era comida, que le diéramos comida. Entonces Tonín sacó los bocadillos de la merienda y se los dio y se pusieron muy contentos. Al final nos fuimos y cenamos. -¿Qué es esto?... es un sueño, pero he vivido una experiencia bellísima.



HISTORIAS DE TONÍN




1. EL CUMPLEAÑOS DE TONÍN (Isabel P.)


Hoy es el cumpleaños de Tonín y está muy nerviosos. Mi hermano Jorge y yo vamos a regalarle un regalo. Nosotros pensamos en comprarle un juego de pistoleros, pero al final le compraron un juego de policías .Llegó la tarde y tuvimos que prepararlo todo. Mi hermano Jorge se olvido de comprar las bolsas para los invitados ¡Tonín empezó a llorar! y mamá le dijo que no se preocupara que papá ya la iba a comprar.Llegó la hora y empezaron a venir sus amigos. Le regalaron muchas cosas: un cochecito, un reloj, un estuche...La abuela y el abuelo le regalaron un estupendo traje, mamá y papá un juego de ordenador y,¡por fin! llegó nuestro turno y le dimos nuestro regalo a Tonín. Le encantó y supo que de mayor quería ser policía. Al fin, llegó la comida y todos empezaron a comer. Era la hora de la tarta y todos la cantamos el cumpleaños feliz. Más tarde, Tonín dijo:
-¡Este ha sido el mejor cumpleaños de mi vida!

Isabel Pérez (5º Primaria)



2. TONÍN SE COME TODOS LOS PASTELES (María S.)



Era el primer día de clase de Beatriz y de sus hermanos; así que se fueron a la escuela que comenzaba a las 9:00. Ellos hicieron ahí unos amigos: Tonín se hizo amigo de Paula y Lucas; Jorge se hizo amigo de Jesús y Raúl, y Beatriz se hizo amiga de Évelin y Emma. Cuando llegaron se lo contaron a mamá y a papá, que estaban un poco preocupados, pensado en cómo les iría el primer día de cole. De modo que, los, invitaron a merendar y a cenar. La abuela compró algunos pasteles para los invitados y Tonín, que estaba espiando a la abuela, fue a la despensa para cogerlos. Puso su taburete para alcanzar la bandeja de pasteles y se los comió. Al poco rato, llegaron los amigos y sus respectivos padres, cenaron y cuando la mamá puso la bandeja en la mesa se dio cuenta de que no estaban. Preguntó a sus nietos que quien había sido. Al principio, nadie respondió hasta que Tonín aceptó lo que había hecho. La abuela no se enfadó con él, porque ella vio a Tonín cogiéndolos y ella lo que quería es que el admitiera su acción.

María Sola (6º Sola)


3. CUENTO EN LA CHIMENEA (Francisco M.)

Era una noche fría .Papa venia de trabajar, mamá estaba cocinando y los abuelos sentados al lado de la chimenea . Dijo mamá: -vamos a comer. Comieron y el abuelo se volvió a sentar junto a la chimenea. Jorge se acercó y le dijo: -cuéntame un cuento de cuando estabas en la guerra civil .
Mi abuelo me decía que había dos bandos los nacionales y los republicanos. Era una guerra entre españoles. Contaba que tenían hambre y que hicieron una hoguera y frieron patatas y a él le parecieron las más buenas del mundo.
Tonín, un poco asombrado preguntó y si estaban rotas .¿se caía el aceite de la chimenea?. El abuelo respondió: - no teníamos aceite Tonín .

(Francisco M, 6º)




4. TONIN NO PUEDE COMER CHUCHES (Francisco y Juan S)


Era un día soleado por la mañana y Tonin se despertó con dolor de barriga. Su madre no sabia porque era. Le hizo su comida favorita y Tonin no quiso comer nada. Su madre recordó que por la noche comió demasiadas chuches. También le dolían las muelas. Así que fue al dentista y había demasiados pacientes… tuvo que esperar mucho tiempo. Tonín tenía una muela picada y se la sacaron. Después de unos días, se encontraba mucho mejor y se fueron a comer hamburguesas. Su madre le dejo comer chuches, pero esta vez no muchas seguidas y con cuidado: mas vale cuidarse que arrepentirse.



5. TONIN QUIERE IR A LA PROCESIÓN (Lorena)


Era jueves por la mañana y, por la tarde, había una procesión. Jorge le dijo a Beatriz y a Tonín que le acompañaran. Tonin nunca había estado en una procesión y quería ir, aunque Beatriz no tenía muchas ganas. Sus padres estaban de viaje y no podían llevar a Tonin y Jorge había quedado con unos amigos. A Beatriz y Jorge se les ocurrió llamar a su abuela y como a ella le gustan las procesiones podía llevar a Tonin. Beatriz la llamó y no le cogía el teléfono, la llamaron al móvil y tampoco, a Jorge ya no se le ocurría nada más y Tonin dijo que lo llevara la bisabuela. También la llamaron pero tampoco se lo cogían. Jorge pensó en que lo podía llevar su tía, pero era muy arisca y no sabían si contar con ella. A su tía no le gustaba quedarse con Tonin porque sólo pensaba en ella y en nadie más. Tonin dijo que si quería ir con su tía; Beatriz y Jorge no querían molestarla. Al final, intentaron llamarla y no contestó nadie y así varias veces, hasta que respondió. Como ese día estaba de buen humor, decidió llevarse a Tonín con gusto. Los niños se alegraron mucho y al fin Beatriz y Jorge se fueron por ahí con sus amigos y Tonin se fue muy contento para ver la procesión. A Tonin le encantó y Beatriz y Jorge le dieron las gracias a su tía por ser tan amable.


6. PÁNICO A LOS COHETES (Isabel)


Hoy es un día muy especial porque hoy sacan la Virgen de los Dolores y Jesús Crucificado. Mi hermano Tonín parece un poco preocupado,¿Será porque tiene lastima de Jesús? Estoy preocupada porque está muy nervioso. Mi hermano Jorge se está vistiendo para la procesión, porque ya queda poco.
¡Casi llega la procesión! y no encontrabamos a mi hermano Tonín. Buscamos por todos lados, por mi casa, por la casa de mis abuelos y hasta por todas las habitaciones, los muebles y rincones de la casa. Mi hermano Jorge miró debajo de la cama de Tonín y allí estaba Tonín asustado y tiritando de miedo. Le preguntamos que lo pasaba y dijo solo un sonido: ¡pum!- Desde ese momento supe que tenía pánico a los cohetes y lo consolamos y le dijimos que los cohetes solo hacen un pequeño ruido y que por eso no tiene porque asustarse.
Llegó la procesión y Tonín vino con nosotros aunque un poco preocupado. Empezaron los cohetes y Tonín no se asustó y nos dijo que teníamos razón y nunca tuvo más miedo a nada.



7. OTROS TIEMPOS … (Alba)



Era un día de hace 15.000.000 de años a. C., en el que mi hermano Tonín, no quería salir a cazar en compañía de mis padres. Mi padre le regañó mucho ya que se negaba a ir con ellos. Yo y mi hermano Jorge nos quedábamos en la cueva donde vivíamos toda mi familia, e incluso con mis abuelos. Mis abuelos también iban a cazar pero aquel día no fueron. Como no teníamos nada para cocinar nos comíamos la comida que nos traían cruda. Y así eran todos los días, tuvimos que irnos a otro lugar a vivir porque éramos nómadas y teníamos que buscarnos el alimento. Éramos muy parecidos a los monos y seguro que tú no te reconoces en tus antepasados.


HISTORIAS DE JORGE




1. NIEVA, ¡QUE SUERTE! (Juan S.)


Me levanté a las 8:00 de la mañana y me asomé por la ventana y estaba nevando. Me puse el chaquetón, los guantes, la bufanda y el gorro. Fui a llamar a mis amigos y jugamos a la guerra de bolas de nieve. Hicimos un muñeco de nieve muy grande, ¡era más grande que nosotros! y le pusimos una zanahoria de nariz, un sombrero de mi abuelo en la cabeza y dos botones de ojos. La nieve nos llegaba a las rodillas. Los mayores salieron también e hicieron un muñeco de nieve igual que el de nosotros, pero ellos le pusieron dos manos. Los abuelos salieron y no podían andar y se tropezaron y se hundieron en la nieve; los mayores le ayudaron y los sacaron de la nieve.


Juan Sola (6º Primaria)




2. UN SUSTO NOCTURNO (Francisco S.)


Iba con mis amigos Raúl y José por la calle y me encontré un gato abandonado; así que, me lo llevé a casa. Lo lavé y lo escondí en mi habitación. Mamá me dijo que fuera a comprar a la tienda, era casi de noche, y yo estaba un poco asustado. De pronto, escuché unos pasos, mire hacia atrás y no había nadie, pero noté que alguien se escondía detrás de unos muros. Sin pensarlo, salí corriendo hasta la tienda. Compré patatas, huevos y tres paquetes de salchichas. Cuando volvía camino a mi casa, seguí escuchando aquellos pasos, me quedé parado debajo de una farola unos minutos y , sin esperarlo:¡buuuuuuuuuuuu! -Salio Tonín gritando detrás de unos arbustos
-Y le dije:-¡Tonín que susto me has dado!-
-¿para que has venido?-pregunté y respondió Tonín :
-cuando entré en tu cuarto a coger un juego, encontré un gato y lo quise traer para saber si es tuyo- Finalmente, nos fuimos a casa partiéndonos de la risa.

Francisco Sola (6º Primaria)



3. LA PELÍCULA DE LA PREHISTORIA. (Juan)


Jorge vio una película de la prehistoria en la escuela. Lo que más le llamó la atención es que los hombres no tenían casa propia, iban de hogar en hogar. Los nómadas preparaban las armas con piedras afiladas y palos y también tenían arcos para matar mamuts . El fuego que se podía hacer de dos formas con un palo grande y gordo y otro palo mediano y fino y con dos piedras chasqueándolas hasta que salían chispas. Cazaban en grupo y cazaban muchos animales como: caballos, mamuts, peces, búfalos, ciervos... Vivían en cuevas o en casas de madera, de paja y de pieles de caballo. Vestían con pieles de animales, de paja y otros iban desnudos. Comían hierba, frutos del campo, setas y los animales que cazaban. Los objetos que construían eran: la vasija, las flechas, los arcos y las hachas de piedra, bolsos de piel de los animales, las lanzas y la bramadera. Al principio, los hombres parecían monos …tenían mucho pelo y también tenían la mandíbula hacía delante y luego se le puso plana la cara. Jorge no sabía nada de la prehistoria y le gusto mucho estudiarla y ver como vivía el hombre en aquella época.


4 . EL SUEÑO PREHISTÓRICO DE JORGE (Lorena)

Jorge y sus hermanos necesitaban salir a cazar para alimentarse y se adentraron campo a través. Se separaron para buscar comida; Beatríz y Tonín iban juntos y Jorge solo. Jorge se perdió y no sabía donde estaba el camino para encontrar a sus hermanos; pasó el tiempo y ese las arreglo solo; se hizo una casa con paja y siguió buscando a sus hermanos, pero no los encontraba. Un día le sucedió algo extraño, sonó que se inventó la escritura y que escribía una carta a sus hermanos; después se la daba a una paloma para que se la diera a sus hermanos. Cuando se dio cuenta miro hacia abajo y vio los cuerpos de sus hermanos en un lugar sagrado y no se lo creía.


5. JORGE VIAJA EN EL TIEMPO (Francisco S.)


Jorge estaba de vacaciones en la playa y vio una máquina extraña. Le picó la curiosidad y se acercó…toco los botones y viajo a un mundo muy distinto: a la prehistoria. Al llegar un animal le estropeó la maquina y no podía volver. Entonces pensó que tenía que buscar piezas para arreglarla y se encontró con un nómada que quería matarlo. Jorge se fue corriendo y se escondió vio a unos Tiranosaurus Rex que se estaban peleando en medio del camino. Jorge se encontró unos palos y piedras afiladas que le servirían para arreglar la máquina , pero un simio se los quitó y estuvo siguiéndolo al menos tres horas. Uno de los dinosaurios vio a Jorge y al simio y echó a correr tras ellos…Jorge al final le quito los palos y las piedras al simio y se dirigió a la maquina para arreglarla… ¡Por fin! Se sentó en el asiento, le dio a los botones y volvió a su tiempo actual. Se lo contó a sus padres y sus hermanos, pero nadie le creyó… sería un sueño.